¿Ocupas el lugar de padre/madre que te corresponde en tu sistema familiar actual? ¿O prefieres ser el mejor amigo de tus hijos?

Si optamos por ser los mejores amigos de nuestros hijos, les aportamos un conflicto (o varios). Por un lado, quedan huérfanos de padre o de madre y amigos tienen muchos, pero padre/madre sólo uno.

Por otro lado, a quién buscarán y dónde, que ocupe ese lugar que ha quedado libre, ¿en la pareja, en los amigos, en las adicciones, en sus propios hijos, en sus abuelos…?

¿Esa confusión les llevará a tener una vida exitosa, libre de cargas?

Algunas señales del cambio o de roles: cuando el hijo nos llama por nuestro nombre de pila (en lugar de papá o mamá); cuando nuestro abrazo de adultos no “contiene” al hijo desde los hombros; cuando necesitamos el reconocimiento de nuestros logros por parte del hijo, etc….

¿Te reconoces? ¿Te resulta familiar?

¡ La vida es COMPARTIR !

¿Te ha gustado?