El Genograma: Una herramienta fundamental en Kaleidos

La herramienta básica de mi trabajo en el encuentro con los padres de los alumnos y con las personas que requieren de sesiones individuales, es sin duda el genograma o también llamado árbol genealógico, en donde se ponen de manifiesto hechos importantes ocurridos en la familia en por lo menos 3 generaciones: accidentes, enfermedades, migraciones, repartos de herencias, etc.

La Teoría Sistémica ha aportado valiosos hallazgos en el estudio y el abordaje familiar. Esta corriente concibe a la familia como un sistema y esto involucra la constitución de una totalidad compleja cuyos miembros ejercen influencia recíproca entre ellos, emergiendo en dicho sistema propiedades que surgen de las interrelaciones de sus miembros.

La Teoría Sistémica adscribe a la familia un rol fundamental en la constitución de la identidad y el desarrollo psicosocial de cada individuo. Por todo ello, resulta muy valioso considerar la gran utilidad del Genograma o Árbol familiar como instrumento técnico que permite el abordaje del estudio de la familia.

 

arbol genograma kaleidos

Los genogramas nos muestran información sobre patrones familiares que se repiten y de cómo un problema de salud o emocional puede estar conectado con el contexto familiar. Los patrones de relación familiar tienden a transmitirse generación tras generación.

Si nos damos cuenta de que somos el proyecto de nuestros padres, abuelos y bisabuelos, que somos y fuimos pensados, como un fruto de ese árbol, comprendemos que de ellos hemos absorbido, copiado, recibido y adoptado creencias y condiciones emocionales, desde el momento de la concepción en el útero materno, y que muchas de nuestras decisiones y elecciones están basadas en lo aprendimos del linaje familiar. Que inconscientemente respondemos a sus expectativas, a sus normas y códigos, a fidelidades invisibles en los lazos, a ciertas afinidades con algunos de los miembros.

Son importantes sus ventajas.

Condensa abundante información del grupo familiar y sus dinámicas.

√ Es ágil; tiene un lenguaje simbólico, común a todos los profesionales, aportando un rápido mapa visual de la familia.

√ Promueve la formulación de hipótesis y en este sentido es un organizador del trabajo diagnóstico y terapéutico. Al insertarse los datos principales que componen las características individuales de los miembros de la familia y del sistema en general, se puede reunir un todo informativo, que centra el motivo de consulta, el problema o los problemas y las normas de funcionamiento que lo sostienen.

Las categorías que nos ayudan a interpretar el genograma y que generan hipótesis relevantes sobre las pautas familiares son:

1. Estructura familiar.

2. Adaptación al ciclo vital.

3. Repetición de pautas a través de las generaciones.

4. Sucesos de la vida y funcionamiento familiar.

5. Pautas vinculares y triángulos.

6. Equilibrio y desequilibrio familiar.

El simple proceso de construir un genograma familiar es en sí mismo terapéutico y nos proporciona las claves para buscar soluciones a los problemas que nos impiden avanzar. Estudiar el árbol es un proceso en el que vale estar dispuesto a preguntar, sentarse a escuchar y a leer lo que hay detrás de las palabras. A tomar consciencia del lugar que ocupamos, a ver que los ancestros hicieron lo que pudieron, despidiéndonos con agradecimiento de lo que no queremos. La liberación se basa en integrar la historia ya escrita, para entonces escribir una nueva, esa de la que somos los únicos responsables, la nuestra.